Club del Dogo
Club del Dogo
Dr. Antonio Norez Martinez
Club del Dogo
2011
Viernes 05 de agosto del 2011

PETITORIO


Sabido es las diferencias que existen el mundo entre quienes practicamos la caza y quienes no lo hacen , ellos normalmente levantan sus voces en contra de una actividad , que en la mayoría de los casos jamás practicaron, lo cierto es que en nombre de la defensa del ecosistema y de los recursos naturales, entre otros argumentos, alzan su vos, normalmente, desde cómodos sillones,  por este fabuloso medio de comunicación que es la web o Internet y nosotros permanecemos impávidos y con los brazos cruzados, como si estuviésemos cometiendo un delito, hoy desde nuestra humilde Asociación, queremos convocar a todos los hombres que practican el deporte de la caza, para que las autoridades también conozcan cual es nuestro pensamiento y no se nos impida con  el dictado de leyes o decretos poder desarrollar esta sana actividad, siempre respetando las normas que la regulan.-

La razón que anima a esta convocatoria, es la  resiente suspensión impuesta en la provincia de Córdoba referida a la caza de jabalíes,  con la modalidad fusil y o con jauría. Justamente  en la provincia donde nació la raza, en la provincia donde en el año del bicentario de la Patria se realizó la primera exposición Mundial de la Raza Dogo Argentino, con más de 400 ejemplares los que se dieron cita durante dos días,  en la localidad de Azcochinga, Córdoba,  en abril de 2010, evento al que concurrieron representantes de más de 15 países, en los que se cría y difunde nuestra única raza Nacional, el Dogo Argentino, creado casualmente por un Cordobés el Dr. Antonio Nores Martinez, notable cirujano de la Capital Provincial, quien consagró su vida a su profesión y a la creación de este  perro,  admirado en el mundo, por su mansedumbre  con los seres humanos y valentía temeraria para enfrentar a los depredadores de nuestra ganadería y agricultura, jabalíes, pumas, pecaríes, jaguares, zorros, entre otros.-  Es en esa misma provincia, como en otras donde esta especie, no autóctona se ha esparcido, debido a la formidable adaptación, a su formidable reproducción , a  los formidables alimentos que le proveen nuestros campos cuando ellos dañan los sembrados con el propósito de alimentarse. Es en ese momento cuando nuestro perro, se convierte en un auxiliar insustituible de nuestros  hombres de campo. Prueba de ello son las firmas de los distintos establecimientos que acompañamos en este petitorio , como prueba de lo relatado.-

Sabemos que es la acción, de grupos  bien identificados, quienes normalmente viven en la ciudades, sin conocer cual es el proceso por el cual comen un bife o un trozo de pan, los que alientan este tipo de prohibiciones, ellas  llevan con su aplicación el sercenamiento de derechos  que nos asisten a quienes practicamos este deporte que tiene historia en nuestras costumbres y que cumplido de acuerdo a las normativas vigentes en otras provincias que lo autorizan, no acarrean ningún problema , a nadie ni a nada, todo lo contrario.-

Nosotros recurrimos a este modo de hacer valer nuestros derechos, como se hacía antiguamente reclutando firmas ya que muchos de los damnificados, no saben operar una computadora,  ni conocen lo que son estos medios que brinda el espacio sideral para manifestarse, ya que esas manifestaciones, las hechas por Internet,  pueden parecer muchas debido a que es una protesta muy cómoda desde un teclado y desconociendo pormenores de la vida de aquel que necesita combatir esta plaga en su lugar de trabajo.-

En verdad, este deporte, el que con esta nueva disposición, no se puede practicar , le està negando la posibilidad a jóvenes que quieren hacerlo, de realizar una actividad sana, al aire libre, donde existe camaradería, solidaridad, en la cual en todo momento debe existir colaboración, entre quienes concurren a cazar jabalíes con Dogos Argentinos y a cuchillo. Como sabemos decir, todos somos útiles a la hora de salir al campo o al monte, están  los hábiles para rastrear, los livianos para alcanzar, los más decididos para acometer, los hábiles para preparar una rica sopa cliente cuando se llega al campamento y nunca falta alguien con un encordado en la mano, que  invita  a una ronda de mates en el cálido fogón, cantado y disfrutando del firmamento, que normalmente se ve más colmado de luces en lo alto,  que en las grandes ciudades.  Hacemos esta descripción  de parte de lo que es  una cacería, ya que siempre queda en la mente de la gente, el hecho sangriento de la muerte. La muerte del animal muchas veces es menos cruenta que lo que ocurre en un frigorífico, cuando se mata para que comamos un bife, no sería malo, que quienes hacen estas críticas, concurran a uno de ello y vean como muchas veces están cuereando un animal que está vivo, en esto no se piensa a la hora de saborear un churrasco.-

Es sano este deporte, fomenta la solidaridad, la camaradería, nos acerca a la naturaleza, nos da la posibilidad a quienes no viven en el campo, de conocer cuales son las faenas que se hacen para que nosotros consumamos leche por ejemplo y no confundamos una vaca con una sachet.

Son muchos los argumentos que se pueden esgrimir a favor o en contra, solo les digo, que preferimos que los jóvenes estén corriendo en el monte a un jabalí y no estén en una discoteca, con ensordecedores ruidos que dañan sus oídos y su mente, ni hablar de las posibilidad de ingerir alguna sustancia adicional al alcohol , ya que el ambiente se presta y sabemos se insita.-

Consideramos , que esta práctica, no afecta a nada ni a nadie, por el contrario, ayuda a combatir una plaga que es una realidad,  el jabalí. Solo necesita una adecuada reglamentación que permita, cazar en jauría y a cuchillo y además prevea severas sanciones para quien infrinjan las normas.-

Son muchas las disposiciones que existen y autorizan la caza del jabalí y no es menor el hecho por todos conocidos, que en la provincia de Entre Ríos, precisamente en Los Palmares de Colon, se autorizó la caza del jabalí debido a la destrucción que el mismo estaba realizando en las palmas, al comerse  los tubérculos y con ello impedí el nacimiento de nuevas palmeras. Este hecho hizo que se autorizara dentro de Los Palmares la  caza el jabalí.  proveyendo la Provincia los proyectiles gratis para su cacería a los interesados en hacerlo.-

Las disposiciones de otras provincias son:

-Ley 22.421 de conservación de Fauna.-

-Decreto 666/97, que reglamenta la mencionada ley 22.421 ( Protección y conservación de la Fauna Silvestre. Aprovechamiento racional de la Fauna Silvestre. Importación exportación y comercio interprovincial. Infracciones administrativas decomisos. Aprúebase  el Reglamento de Caza. Derogando el Decreto N°691/81).-

-Resolución 298/98, de la secretaría de Recursos Naturales y desarrollo sustentables de La Presidencia de la Nación, que crea el Registro Nacional de cazadores Deportivos que funcionará en el ámbito de la Dirección de Flora y Fauna Silvestre y tendrá a su cargo la emisión de la Licencia Nacional de Cazador Deportivo.-

-La ley 1194 de Conservación de la Fauna Silvestre de La Pampa.-

-El Decreto 4806 del 2002  de la Provincia de San Luís.-

 

Autoridades de la Provincia de Córdoba, en base a los fundamentos expuesto, queremos manifestar nuestra disconformidad con lo resuelto recientemente por ustedes, diciéndoles que  nos sentimos discriminados, con la aplicación de esta normativa, la que y además vulnera los derechos que le asisten a quienes deportivamente o en defensa de sus bienes quieren combatir a este ejemplar exótico, que es el jabalí. 

La difusión mundial de nuestra raza hace también que por aplicación de lo dispuesto, los torneos de cacería deban realizarse en otras provincias y no en la cuna del Dogo Argentino, privándonos, de realizarlo en el suelo donde todo extranjero quiere asistir inexorablemente.-

 

Petitorio:

Por las razones expuesta, solicitamos a ustedes:

1)      Revoquen, la normativa que prohíbe la caza de jabalí con  jauría en el territorio provincial y se autorice la misma con esta modalidad.-

2)      Se autorice a los clubes de Caza y en particular al Club Del Dogo Argentino o sus Delegaciones a organizar torneos destinados a la caza de Jabalíes dentro de los limites de la provincia de Córdoba, regulándose como corresponde e imponiendo severas sanciones a quien no respete dichas disposiciones que autorizan lo que llamamos caza de montería con Dogos Argentinos y a cuchillo.-

 

Sin más y en el entendimiento  de que se hará justicia si se  acepta lo peticionado, lo saludamos cordialmente los abajo firmantes.-




Club Del Dogo